Las líneas de la vergüenza

Vago ha ido a la playa y sube orgulloso a sus redes sociales una foto de sus pies descalzos con el mar de fondo.

¡Qué envidia Vago! ¡Qué feliz pareces!

 

Vago tiene que irse, pero al salir de la playa, no puede evitar acordarse de un juego que proponen en una web buenísima a la que está enganchado. 

En el juego, proponen cosas geniales como comprar el pan en pantuflas, o andar un rato descalzo en algún lugar que de un poco de vergüenza.

A Vago le da un poco de vergüenza andar por la calle descalzo, así que finalmente decide ponerse las zapatillas e irse a casa calzado. 

 

Vago llega a casa y se pone cómodo. Un pijama muy chuli y sus pantuflas preferidas.

 

Vago acaba de recordar algo terrible: No se ha acordado de comprar pan antes de ir a casa.

Vago es muy vago, pero le gusta mucho el pan. Al final adopta una decisión heroica y decide bajar a por el pan, más vale que la panadería está cerca.

En el momento de quitarse las zapatillas de andar por casa vuelve a recordar el mismo juego guapísimo de antes. 

A Vago le da vergüenza bajar en pantuflas a comprar el pan, finalmente decide ponerse unas zapatillas normales. 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Triguito y llamita

Triguito y llamita

En este artículo podrás asomarte a la posibilidad de empezar a trabajar en entender las dinámicas de tus emociones y sus factores de propagación.

leer más
La reina y la mariposa

La reina y la mariposa

Los planes son los padres y si paras caes. El efecto mariposa y la hipótesis de la Reina Roja unen sus fuerzas para convertir tu vida en un infierno.

leer más

2 Comentarios

  1. Pac

    Joder Juan, tu eres vago, vago, “” te paras a pensar “”

    Responder
    • Juan

      Jaja, tú sabes lo que cansa pensar?

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *